SEXY SADIE: Entre coches y confeti

Palma de Mallorca. 21.09.12.

Tras la sorpresa que dieron el año 2011 los componentes de Sexy Sadie con su gira de reencuentro, no habíamos vuelto a tener noticias de ellos como formación, pues en todos sus conciertos dejan muy claro que lo que hacen juntos, tiene fecha de caducidad.

Por eso, nos sorprendía aún más esta nueva cita para tocar en un concesionario mallorquín de coches de alta gama. Cuando unos días antes preguntábamos a Toni Toledo, batería del grupo, nos confirmaba "será un concierto normal pero entre coches".

Viajábamos de nuevo a Palma para poder disfrutar de los Sexy Sadie, sin saber incluso lo que nos íbamos a encontrar. Fue bastante grata la sorpresa, pues para la presentación del nuevo modelo de vehículo, habían realizado un despliegue por todo lo alto. Diferentes barras, donde preparaban Mojitos y Gin Tonics, camareros que se paseaban por la sala con bandejas repletas y Sushi a gusto del consumidor. Todo ello rematado con un escenario al fondo que esperaba a los 4 invitados más Sexys.

Después de una breve introducción, en la que uno de los propietarios del concesionario, nos hablaba de como su abuelo había fundado el mismo, salían uno a uno a escena.

Arrancaban con Questions, incluida en su disco Lost and Found, donde la voz de Jaime García Soriano se colaba por todos los rincones, mientras las dos primeras filas sonreían de emoción y saltaban como si no hubiera un mañana. Porque en realidad con Sexy ya no lo hay.

Someone like you llegaba con un estallido de confeti que llenaba el inmaculado lugar de trocitos de papel coloreados. Tras varias canciones, resulta increíble darse cuenta que entre estos cuatro músicos, que habitualmente no tocan juntos sus propias canciones, no hay ni huecos ni fisuras. Se miran y se comprenden, juntan sus instrumentos mientras se balancean al son de la música que están tocando sin dudar que el otro responda. Jaime bromeaba diciendo que el año próximo sacarían un nuevo álbum, ante un grito de "ooohhhh" por parte de los congregados. Rápidamente se apresuraba a decir "es una broma, en realidad estáis ante un grupo que no existe, ¡somos un holograma!". Por lo tanto cobraba más sentido cuando desde la primera fila, le señalaban en el estribillo de Mr. Nobody, pues es el nombre que ha elegido Jaime en solitario.

Para A scratch in my skin, Adela Peraita, vocalista de Sunflowers y Sterlin, subía al escenario con su móvil en la mano, recordando que era el Día internacional del Alzheimer y que necesitaba la letra pues hacía mucho tiempo que no cantaba la canción. De nuevo, esta colaboración que tantas veces hemos visto sobre las tablas quedaba perfecta.

Después vinieron I do, The second last y la guitarrera In the water, que nos transportaba a los inicios del grupo. Cuando le tocó el turno a My Bike, los chicos Sexys volvían a poner sus instrumentos por encima de la media, mientras se sincronizaban entre ellos. Primero Soriano y Pilan, y una estrofa después Soriano volvía a la carga con Toledo. Con una muestra del sonido que nos han dejado en herencia a pesar de sus separación.

Poco a poco, las 19 canciones que componían el Set list, llegaban a su fin ante los gritos de otra, otra que coreaban los fans del grupo. Always Drunk cerraba un espectáculo que no sabemos si volveremos a presenciar.

Texto: Shara Sánchez.
Foto: María de Yecla.

SEXY SADIE: Entre coches y confeti

Palma de Mallorca. 21.09.12.

Tras la sorpresa que dieron el año 2011 los componentes de Sexy Sadie con su gira de reencuentro, no habíamos vuelto a tener noticias de ellos como formación, pues en todos sus conciertos dejan muy claro que lo que hacen juntos, tiene fecha de caducidad.

Por eso, nos sorprendía aún más esta nueva cita para tocar en un concesionario mallorquín de coches de alta gama. Cuando unos días antes preguntábamos a Toni Toledo, batería del grupo, nos confirmaba "será un concierto normal pero entre coches".

Viajábamos de nuevo a Palma para poder disfrutar de los Sexy Sadie, sin saber incluso lo que nos íbamos a encontrar. Fue bastante grata la sorpresa, pues para la presentación del nuevo modelo de vehículo, habían realizado un despliegue por todo lo alto. Diferentes barras, donde preparaban Mojitos y Gin Tonics, camareros que se paseaban por la sala con bandejas repletas y Sushi a gusto del consumidor. Todo ello rematado con un escenario al fondo que esperaba a los 4 invitados más Sexys.

Después de una breve introducción, en la que uno de los propietarios del concesionario, nos hablaba de como su abuelo había fundado el mismo, salían uno a uno a escena.

Arrancaban con Questions, incluida en su disco Lost and Found, donde la voz de Jaime García Soriano se colaba por todos los rincones, mientras las dos primeras filas sonreían de emoción y saltaban como si no hubiera un mañana. Porque en realidad con Sexy ya no lo hay.

Someone like you llegaba con un estallido de confeti que llenaba el inmaculado lugar de trocitos de papel coloreados. Tras varias canciones, resulta increíble darse cuenta que entre estos cuatro músicos, que habitualmente no tocan juntos sus propias canciones, no hay ni huecos ni fisuras. Se miran y se comprenden, juntan sus instrumentos mientras se balancean al son de la música que están tocando sin dudar que el otro responda. Jaime bromeaba diciendo que el año próximo sacarían un nuevo álbum, ante un grito de "ooohhhh" por parte de los congregados. Rápidamente se apresuraba a decir "es una broma, en realidad estáis ante un grupo que no existe, ¡somos un holograma!". Por lo tanto cobraba más sentido cuando desde la primera fila, le señalaban en el estribillo de Mr. Nobody, pues es el nombre que ha elegido Jaime en solitario.

Para A scratch in my skin, Adela Peraita, vocalista de Sunflowers y Sterlin, subía al escenario con su móvil en la mano, recordando que era el Día internacional del Alzheimer y que necesitaba la letra pues hacía mucho tiempo que no cantaba la canción. De nuevo, esta colaboración que tantas veces hemos visto sobre las tablas quedaba perfecta.

Después vinieron I do, The second last y la guitarrera In the water, que nos transportaba a los inicios del grupo. Cuando le tocó el turno a My Bike, los chicos Sexys volvían a poner sus instrumentos por encima de la media, mientras se sincronizaban entre ellos. Primero Soriano y Pilan, y una estrofa después Soriano volvía a la carga con Toledo. Con una muestra del sonido que nos han dejado en herencia a pesar de sus separación.

Poco a poco, las 19 canciones que componían el Set list, llegaban a su fin ante los gritos de otra, otra que coreaban los fans del grupo. Always Drunk cerraba un espectáculo que no sabemos si volveremos a presenciar.

Texto: Shara Sánchez.
Foto: María de Yecla.

Más antigua AnteriorVolver a crónicasSiguiente Más reciente