LEIVA FUE EL ÚLTIMO INCENDIO DE 2016

MADRID

Me gustaría poder hacer una crónica realmente emocionante de lo que vivimos en el concierto de Leiva en el Palacio de los Deportes de Madrid, porque así lo fue, pero creo que mi propia incapacidad para transmitirlo no me va a dejar llevaros a vuestras cabezas, ni de lejos, el que posiblemente sea el mejor show que he visto del flaco de la Alameda de Osuna hasta el momento. Y si, digo y recalco que es de la Alameda de Osuna porque no hace falta venir del otro lado del charco y cantar en inglés para hacer un puto conciertazo de rock que llenó el recinto con los 15.000 asistentes que colgaron el cartel de Sold Out.

Empezó la noche con cierto retraso y a ritmo de acordes tipo western subió la banda al escenario para empezar con el verdadero "El Último Incendio" de 2016 en Madrid. La primera parte del show se arropó muy bien los temas más potentes deMONSTRUOS como son Guerra Mundial, Sincericidio o Lluvia en los Zapatos. En la noche estaba todo montado a lo grande y los muchos decibelios que salían del escenario se complementaron con un juego de luces espectacular que acompaño perfectamente a cada uno de los temas del repertorio.

"¿Que es el éxito? El éxito no es vender muchos discos, ni llenar grandes recintos sino oír como suena el claxon de la furgoneta de la banda para que baje y nos vayamos a tocar nuestra música".

Una parte más del éxito de Leiva está en llevar a la misma banda encima del escenario durante años y hacer de ellos unos compañeros de viaje. Músicos de talento que se han compenetrado de manera brutal y que hace de la leiband una maquina perfecta en directo.

La noche tenía una sorpresa preparada y era la grabación en directo del tema Breaking Bad, que entendemos que será próximamente single de este disco, para el que el cantante pidió la más entusiasta colaboración del público que, sinceramente, en eso momentos ya no era necesaria porque hacía ya tiempo que estaban entregados a la música del flaco.

La segunda parte del show caminó entre temas de discos anteriores y dePereza comoWindsor, Súper Hermanas, Estrella Polar o Los Cantantes. Como lluvia torrencial sin control, no sé en qué momento la noche se desbordó e inundó a cada uno de los fieles asistentes en una comunión cósmica que Leiva comandó a la perfección.

Continua poniendo la piel de gallina cuando se vacía el escenario de músicos y Leiva se queda solo encima de las tablas, únicamente enfocado por varios cañones de luz blanca, y empiezan a sonar casi desnudos dos temas tan brutales como Vértigo y Vis a Vis. Sin falsos bises, ni artificios baratos, el flaco cerró un concierto brutal con una no menos brutal Lady Madrid que terminó por reventar el Palacio de los Deportes en un solo grito.

Y si, ya podemos decirlo bien alto y claro, para nuestra alegría, que Leiva es el nuevo referente en el rock nacional.

Texto: Víctor López.

Más antigua AnteriorVolver a crónicasSiguiente Más reciente